La información oficial fue de domingo: “Luego de haberse confirmado como positivo de COVID-19 al intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso, la Gobernadora Arabela Carreras se realizó un hisopado este domingo para descartar cualquier contagio, el cual arrojo resultado negativo. Ambos mandatarios compartieron una reunión ayer(por el sábado)”.
El tema fue que Gennuso comió un asado.
En casa de importante ministro.
Tal vez, el hombre clave de Arabela en el gabinete.
Del asado participaron algunos legisladores oficialistas
Y un periodista.
Lo suyo es la “operación” vía medios y con cualquier político.
Lo saben los radicales de Verani, Saiz y Sartor
Los peronistas de Soria
Los albertistas de Weretilneck y ahora, los carreristas de Arabela.
Pero el tema que preocupa no es Gennuso, ni el asado ni los concurrentes.
El tema que preocupa este domingo es que sería positivo de COVID una muy alta autoridad provincial, que claramente no es la gobernadora.
Eso si que preocupa.
La salmuera tampoco tanto.
Con agua caliente y un diente de ajo, se cambia enseguida.

- Publicidad -