(REDACCIÓN EL TENDAL) La gobernadora Arabela Carreras analiza por estas horas la salida de Fabian Zgaib del Ministerio de Salud rionegrino y fuentes cercanas a Laprida y Belgrano señalan que el médico y Pastor evangelista Alejandro Marenco ocuparía el ministerio.
La formación de “autoconvocados” en el sistema público hospitalario, por fuera de los gremios tradicionales, ya había empujado a la mandataria a desistir de otro de los “heredados” de la gestión Weretilneck.
Zgaib tiene las horas contadas desde que médicos y enfermeras ocupan la calle.
Según pudo establecer EL TENDAL la nota hecha al renunciado director del Hospital Zatti de Viedma, Dr Rosbacio, señalando que en Salud “están todos peleados”, colmó el vaso de la paciencia de Arabela quien ya tenía referencias de ciertas “picardías” realizadas con la comida en los hospitales.
Marenco es un “arabelista” que llegó al IPROSS con la actual gestión aunque ya había ocupado cargos importantes en Salud en la era radical que por 28 años gobernó férreamente a Río Negro.
Marenco, que además es pastor evangelista, conduce una Iglesia junto a Rosana, su esposa, con sede en calle Pueyrredón de la capital rionegrina.
Precisamente, si Carreras desecha la llegada de Marenco será por su evidente posición antiabortista en un tiempo que no ayudaría a los “protocolos” de la dama rionegrina para ubicarse ante el gobierno nacional.
En el ejercicio de gobierno se recomienda que jamás debe renunciarse un ministro en plena crisis porque ello demuestra debilidad.
Sucede que en este caso el ministro vino con paquete cerrado desde mucho antes.
Y a Arabela, según parece, en estos tiempos, nada le resulta mejor que cambiar a “los heredados”

- Publicidad -