(Por Comisión Cultura CASA PATRIA Río Negro) Los fundamentos sobre la crisis y concepción de la cultura en nuestro territorio no pueden reducirse a un análisis coyuntural surgido de la premura y necesidades provocados por la pandemia .La cultura debiera ser analizada, legislada y si fuera necesario planificada estratégicamente, con contenidos amplios, sensibles, cooperativos y solidarios , una visión actualizada, popular, inclusiva, intercultural y contextualizada en la realidad en que nos toca y nos tocará vivir.
La concepción de cultura no puede reducirse tan solo a la aplicación de un sentido artístico, designando con la palabra cultura a “ determinadas manifestaciones particulares del espíritu humano: filosofía, teatro, literatura, escultura, pintura , danza, etc…” (E.A.Egg).
De una vez y para siempre, la cultura requiere un espacio jerarquizado y un acompañamiento que dignifique y estimule su manifestación concreta en la comunidad en la que se produce. Alli, deberá estar sostenida por políticas culturales que contemplen las reales necesidades y proyecciones de los hacedores y creadores culturales en su concepción integral de trabajadores, con todo lo que ello implica.
Es necesario pensar la cultura como creación de un destino personal y colectivo, generando formas de ser, hábitos y maneras proyectados hacia el futuro…. Una cultura abierta a la creación del futuro, a la creación de nuevos modos de ser y estar en el mundo, una cultura revolucionaria que nos apartará del aislamiento, la tristeza y la certeza trágica de la postpandemia.
La actual situación pandémica referida a ladesesperante falta de posibilidades laborales de los trabajadores y creadores de la cultura está acompañada por las dificultades e imposibilidades concretas del uso de los ámbitos y/o espacios culturales en donde desarrollan sus actividades( talleres, teatros, aulas, mercados comunitarios, espacios alternativos,salas,etc..).Por ello, las estrategias, medidas de apoyo, contención, promocióny preservación de la cultura integral, debieran ser analizadas, en un marco de dignidad, respeto y valorización,incorporando y cumplimentandolos derechos establecidos claramente, en la Constituciónde la Nacion, en la Constitución Provincial y en las Cartas Constitucionales de los Municipios.

Por todo lo antedicho, creemos indispensable:

1. Lainmediata gestión integral de políticas culturales anteel empobrecimiento e imposibilidad laboral en el tiempo transcurrido de la pandemia y la continuidad por un tiempo incierto de las condiciones sanitarias de aislamiento social obligatorio.

2. Garantizar laautonomía presupuestariade los fondos destinados a la cultura y al resguardo integral del patrimonio cultural tangible e intangible en acuerdo a la legislación constitucional.

3. La urgencia, solidaridad, sensibilidad, equidad y sabiduría de las respuestas políticas económicas sociales y administrativasa implementar para el desarrollo, apoyo, preservación, promoción y estimulo de las actividades de Cultura integralen emergencia pandémica-

4. El respeto, valorización, dignificación y jerarquización del trabajo creativo cultural de todos los trabajadores culturales en situación de crisis socioeconómica por el estado de pandemia.

5. Promover una inmediata legislación provincial de la cultura, actualizada, amplia, intercultural, inclusiva y con una clara vocación popular y comunitaria que respete y acompañe las manifestaciones y particularidades culturales de nuestro pueblo salvaguardando el patrimonio cultural tangible e intangible.

6. Establecer la necesaria sincronización con las políticas culturales de los Entes Nacionalesa fin de complementar las estrategias y construir redes sociales Culturales integrales y equitativas.( Fondo Nacional de las Artes, INT,Ministerio de Cultura de la Nación, Universidades Nacionales, INAI, etc…)

- Publicidad -