A buen ritmo avanza la construcción de dos paradores costeros en el balneario El Cóndor, en la denominada “Playa Grande”, y en la bajada de Cailotto, distantes pocos metros uno de otro.
En cada espacio se colocará un contenedor marino sobre una sofisticada base de hormigón, resistente a los característicos vientos y eventuales mareas extraordinarias.

Las obras las realiza el gobierno de la ciudad de Viedma con una inversión superior a los 5 millones 200 mil pesos.
La empresa contratada ya comenzó con los trabajos de excavación y extracción de arena, y se rellenará los espacios con material árido resistente, sobre el cual se colocará la platea de hormigón.
El detalle final es la instalación del contenedor, con terrazas de madera que funcionarán como una expansión del parador.

El secretario de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad, el arquitecto Gastón Renda, recorrió las obras y recordó que “la idea es sumar espacios a la oferta de sitios de gastronomía, además de impulsar la mano de obra local”.
Si las condiciones climáticas acompañan, se espera contar con estos dos paradores terminados en el inicio de la temporada.

- Publicidad -