El boleto urbano en la capital rionegrina pasó de 27 a 34 pesos, lo que representan casi un 26 por ciento y de una sóla vez.
La justificación dada fue que el aumento estaba otorgado desde enero pasado y no se aplicó por la llegada de subsidios nacionales para el transporte.
Lo cierto es que el golpe al bolsillo afecta principalmente a los sectores de menores recursos, trabajadores domiciliarios y habitantes de la periferia de la capital.
El aumento había sido aprobado en enero de este año y no llegó a aplicarse por las imposiciones nacionales por la pandemia.
Ahora el boleto cuesta 34 pesos y el estudiantil 8.

- Publicidad -