La lluvia que se registra en el valle inferior dejó ver rápidamente los serios problemas de escurrimiento en varias arterias, especialmente en la villa turística El Cóndor
En poco tiempo el agua anegó la calle 20, una de las principales del lugar, y se originaron no pocos inconvenientes para los vecinos, como por ejemplo la calle Médanos que rápidamente se transformó en un verdadero río.

La presencia de residuos y escombros es un dique de contención para el agua que no tiene por dónde derivar.
(Foto de un residente en El Cóndor)

- Publicidad -