Como acto reflejo de un hecho que retrasa 150 años a la Argentina, la Federación de Productores de Río Negro y Neuquén emitió un innecesario comunicado alertando que ellos se transforman en policías de sus chacras ante eventuales tomas.
Demostrando que el resto de los provincianos no reaccionaron nunca igual cuando ellos “tomaron” las calles y rutas, cortando tránsito e incluso tiraron fruta derrochando alimentos que bien podrían haber servido en hospitales, escuelas y hogares necesitados, se arrogan un derecho que no tienen sólo para darle el gusto a sus evidentes inclinaciones ideológicas.
Claro que están muy lejos de las montoneras de Guemes o los 33 orientales de Artigas como sus pares entrerrianos.
Aquellos peleaban en serio por un terruño para todos.

El Comunicado

“Desde la Federación de Productores de Fruta de Rio Negro y Neuquén rechazamos las usurpaciones de tierras que se vienen registrando en varios puntos del país.

Estamos en defensa de la propiedad privada, es un derecho fundamental que está consagrado en nuestra constitución, violarla no solo es un delito, sino que también altera la paz social.

Condenamos y repudiamos enérgicamente todo tipo de toma de tierras que se realicen sean cuales sean las motivaciones. La violación de la propiedad privada y por ende la Constitución Nacional es un límite que debemos sostener como infranqueable.

Desde la Federación no permitiremos que usurpen y les quiten la propiedad privada a nuestros productores. Son nuestras tierras, que con sacrificio y trabajo honesto hemos mantenido durante generaciones, no se las usurpamos a nadie y logramos mantener nuestras tierras incluso trabajando a pérdida.

Les decimos a los usurpadores: en nuestros campos, no!

Hay una preocupación entre los productores, sienten que están solos y desprotegidos ante los delincuentes. Desde la Federación de Productores de Rio Negro y Neuquén les decimos que no permitiremos que avancen las usurpaciones y se tomarán las medidas necesarias para defender nuestra propiedad privada, uno de los pilares fundamentales en los que se asienta la Constitución Argentina”.

- Publicidad -