La concejal del FdT en Viedma, Zulma Romero, junto a su compañero de bancada, Luciano Ruíz, solicitaron a la Legislatura rionegrina que “se trate y apruebe el proyecto de Ley solicita declarar “tarea insalubre” el trabajo en todo establecimiento sanitario de la Provincia de Rio Negro”.
En los fundamentos de la iniciativa- enviado como proyecto de Comunicación y que tiene la coautoría de Roberta Scavo (Juntos por el Cambio), Maria Celia Cevoli(JSRN) y Pedro Sánchez (UCR)- se señala que “la Convención Americana de los Derechos Humanos en su Articulo °11 menciona que toda persona tiene derecho a que su salud sea preservada por medidas sanitarias y sociales, relativas a la alimentación, el vestido, la vivienda y la asistencia médica, correspondientes al nivel que permitan los recursos públicos y los de la comunidad. Derecho a la preservación de la salud y al bienestar”.
Se agrega que “la Constitución Nacional en su Articulo N°75 inciso 22 cita aprobar o desechar tratados concluidos con las demás naciones y con las organizaciones internacionales y los concordatos con la Santa Sede. Los tratados y concordatos tienen jerarquía superior a las leyes”.
Para Romero y Ruíz, la Carta Orgánica viedmense en el Articulo 38 hace referencia a que el Municipio promoverá acciones con el objeto de contribuir al bienestar físico, psíquico, social, emocional y espiritual de todos los habitantes, poniendo especial atención en los grupos vulnerables y de riesgo, “donde estarían incluidos nuestros trabajadores y trabajadoras de la Salud.”
“El 17 de septiembre de 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace un llamamiento a los gobiernos y a los dirigentes del ámbito de la atención de la salud para que aborden las persistentes amenazas a la salud y la seguridad de los trabajadores sanitarios y los pacientes. La pandemia de COVID-19 nos ha recordado a todos el papel fundamental que desempeñan los trabajadores de la salud para aliviar el sufrimiento y salvar vidas”, afirman desde la bancada del FdT.
Dicen los ediles justicialistas que “la salud es un estado de completo de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades” y que “en definitiva la pandemia ha ejercido niveles extraordinarios de estrés psicológico sobre los trabajadores de la salud expuestos a entornos de gran demanda durante largas horas, los cuales viven con el temor constante de estar expuestos a la enfermedad mientras están separados de sus familias y en consecuencia enfrentar la estigmatización social”.
En nuestro país, según el Ministerio de Salud, cerca de un 10 % de los casos de covid-19 son de personal sanitario: 2.506 personas entre médicos, enfermeras, kinesiólogos, instrumentistas, personal de maestranza y limpieza o administrativos.
Hubo cuatro médicos y 9 trabajadores de salud entre los fallecidos.
Así lo reconoció el secretario de Calidad en Salud de la Nación, Arnaldo Medina, al presentar el Plan de Cuidados de Trabajadores de la Salud para establecimientos nacionales, que se espera extender en breve a todas las provincias.
En Río Negro, hasta el momento un 15,7 % del total del personal de salud son casos confirmados.
“Necesitamos comprender que el trabajo hospitalario es una actividad insalubre. Esto no es una novedad, al menos para los trabajadores sanitarios. Su trabajo, en diferentes niveles según el área y la función, implica trabajar con el dolor, el sufrimiento, y la muerte; horarios nocturnos, rotatividad y con mucha carga horaria, exposición a infecciones y sustancias químicas, a situaciones de violencia y estrés emocional. Por ello, debemos hacer un llamamiento a nuestros gobiernos y a los responsables de los servicios de salud a nivel local para que adopten medidas destinadas a proteger mejor a todas y todos les trabajadores sanitarios”, concluyen los ediles al reclamar el tratamiento de la ley que en la Legislatura rionegrina impulsa el legislador Montecino Odarda

- Publicidad -