Un grupo de organizaciones sociales del valle inferior del río Negro, manifestaron su “preocupación por el avance de miles de hectáreas de monocultivo de cebolla “convencional” en la zona”.
“Es un tema complejo, pero necesario de abordar, por nuestro derecho a discutir el modelo productivo local y regional, que nos afecta directamente a nosotrxs y a las futuras generaciones. Si bien, muchas familias productoras de nuestra zona incluyen en sus cultivos frutihortícolas diversificados, 1 o 2 hectáreas de cebolla “convencional”, como forma de lograr el sustento de su grupo familiar; ahora estamos hablando de grandes superficies de monocultivo de cebolla para exportación. En esta temporada, se sembraron en el IDeVI 2.500 hectáreas de este cultivo, y se proyectan mil hectáreas más para el año 2021 (según Daniel Quintero, presidente del Consorcio del IDeVI”.
Fuente: https://www.noticiasnet.com.ar/nota/2020-6-4-10-44-0-desde-el-idevi-se-deposita-toda-la-fe-en-las cebollas).
“Sabemos también de la existencia de grandes superficies sembradas camino a la Boca. Este aumento se da, en gran parte, por el traslado de la producción desde el valle bonaerense, dada la crisis del río Colorado, hacia nuestra zona, en donde hay agua de mejor calidad y suelos más sanos. La producción de cebolla emplea en general trabajadores muy precarizados, utiliza gran cantidad de agroquímicos y empobrece los suelos, que después quedan muy deteriorados. Su principal destino es el mercado internacional, mayormente Brasil. Debido a que los precios internacionales están siendo buenos, es alta la rentabilidad de la inversión. Como consecuencia, esta temporada se triplicó el precio de alquiler de la hectárea de tierra, afectando gravemente a las familias campesinas, casi en su totalidad arrendatarias. Con la cebolla se exportan también agua y nutrientes de nuestro territorio. Agua que ya sabemos, no es un “recurso renovable”, sino
posibilidad de desarrollo de la vida. Según información reciente del IDeVI “el Sistema de Riego y Drenaje se encuentra con limitaciones y podría afectar la operación de ciertos canales terciarios y ramales en la red de riego, y en consecuencia la disponibilidad normal de agua”. La creciente superficie de este monocultivo, absorbe un alto porcentaje del agua disponible, impactando en los cultivos de quienes generan nuestro alimento cotidiano, las familias productoras locales”, agregaron
Concluyen con que “como organizaciones populares, queremos un territorio para la vida de los pueblos, estamos apoyando y construyendo un valle agroecológico, para que muchas familias productoras vivan/ vivamos dignamente y todas y todos podamos alimentarnos con frutos de esta tierra, sanos y nutritivos. Queremos tierra para habitar, cultivar y alimentarnos. No queremos en nuestra zona monocultivo de cebolla convencional. Cuidemos el agua, el aire, la tierra, el alimento, la salud, el presente y el futuro”.
Firman: Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Viedma y Patagones Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos Colectivo Agroecológico del río Negro – Viedma/Patagones Comunidad de Consumo Alimenta Comunidad de Consumo Brota Cooperativa de Reciclado Cotranvi CTAA Viedma Comisión Directiva ADUNC CURZA Wall Mapu rebelde CTAA – FENAT Comisión Diocesana de Cáritas Viedma Colegio Rionegrino de Graduados en Nutrición (CoRGraN) Comunidad Waiwen Kurruf
Merendero Loteo Silva Educación Menstrual Lunática Fundación Creando Futuro Lof Leufuche Lafkenche Symbiosis La colectiva LGBTI+ La Salamandra Pluricultural (espacio recuperado por artistas de la Comarca) Vecindad Solidaria (vecines de ex ruta 3) Agrupación Alternativa Universitaria – CURZA Proyecto de Extensión UNRN “Compostaje comunitario para la GIRSU” Proyecto de Extensión UNCo “Avanzando en la transición agroecológica para la Soberanía Alimentaria, en el valle inferior del río Negro” El Caldero Sala Teatral – Carmen de Patagones Cole Ecofeminista 9 de Agosto

- Publicidad -