En un caso inédito en la corta historia gremial de la provincia, ATE protagoniza quizás el papelón más grande de su trayectoria. Denunció que Educación pagaba trabajos no realizados; tomó escuelas y al reunirse con la ministra sale con otros temas. Lo grave es que el mismo gremio ayer había difundido que se hacía la reunión virtual después de “las denuncias hechas por ATE”
El comunicado emitido por ATE dice textualmente:
“Con la presencia del secretariado provincial, encabezado por el secretario general de ATE Río Negro, Rodrigo Vicente y los secretarios generales de las 10 seccionales, la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) se reunió con la ministra de Educación Mercedes Tracchia Jara.
También participaron por el ministerio, el subsecretario de Educación Gabriel Belloso y Víctor Pini, de Recursos Humanos.
En el encuentro, llevado adelante de manera virtual, se acordó la continuidad de los trabajadores bajo la modalidad de horas cátedras.
Asimismo, la regularización del pago de entrega de módulos y de horas complementarias adeudadas.
Entre los puntos planteados por ATE en un temario abierto, también se convino la incorporación al calendario escolar 2021 de las jornadas institucionales para los porteros de escuela, sector que abarca a unas 4538 trabajadores.
“Valoramos la instancia de comunicación con la ministra de educación y sus colaboradores para de esta manera mantener el espacio abierto y trabajar en pos de dar soluciones a todas las necesidades de las porteras y porteros de la provincia”, señaló Rodrigo Vicente, secretario general de ATE Río Negro.
El dirigente también se refirió a las medidas de protestas llevadas adelante por el sindicato frente a las irregularidades en la facturación de servicios de mantenimiento que no se llevaban adelante en los establecimientos educativos: “Quedó claro en esta instancia la necesidad de focalizar las resoluciones de problemáticas en particular que ocurren en cada uno de los consejos escolares”, señaló el dirigente.
Finalmente, el gremio logró el compromiso de destrabar el pago a trabajadores que están con artículo 33 –referido a enfermedades por largo tratamientos- y que no haya descuentos sobre los trabajadores abarcados por el Decreto 300, referido a quienes presentan la declaración jurada por ser pacientes de riesgo, personas con más de 60 años o que tienen a cargo el cuidado sus hijos”.
Llamativo
ATE había denunciado que Educación pagaba trabajos no realizados en escuelas e incluso tomó delegaciones ministeriales.
Llama la atención que nada se diga de la grave denuncia antes realizada, más aún porque el propio ATE difundió el encuentro con las autoridades educativas con ese tema excluyente

- Publicidad -