Ante la presentación por parte del Ejecutivo Municipal de Viedma del proyecto de Ordenanza para la declaración de la emergencia en Hábitat en Viedma desde el Centro de Acción y participación PRO de Viedma “consideramos que dicho proyecto avasalla innecesariamente las incumbencias del Concejo Deliberante”.
“En primer término, debemos aclarar que compartimos que Viedma tiene desde hace muchos años un severo déficit habitacional con vastos sectores de la sociedad imposibilitados de acceder a su vivienda. En medio de estas crisis, se ha vuelto práctica habitual la ocupación ilegal de terrenos públicos y privados, en muchos casos motorizados por intereses que lucran con la real necesidad de muchos viedmenses, como forma de presionar al estado, dejando en segundo plano a aquellos que respetan los caminos legales para solucionar su problema. Lamentablemente el estado se acuerda de este grave problema cuando estos ilícitos le estallan en la cara, la solución que nos presenta el Ejecutivo son medidas de dudosa necesidad y urgencia, queriendo con las mismas avasallar el equilibrio de poderes que ha sido un carácter distintivo de nuestra ciudad, aún en situaciones donde el Concejo Deliberante era presidido por un miembro de una bancada opositora”, se señala desde el partido en un comunicado que firman Roberto Brusa y Verónica Corsino como autoridqades partidarias.
Se agrega que “el proyecto parece ambicioso en sus fundamentos pero su articulado declara la emergencia y no aclara qué medidas va a tomar. Pide al Concejo que lo faculte a tomar medidas que no especifica y otras para las cuales ya tiene facultad y, por último, pide ser facultado para vender inmuebles municipales ociosos, atribución que es exclusiva del Concejo Deliberante. La Carta Orgánica Municipal define en su art.76 que la enajenación de la tierra fiscal municipal requiere aprobación de las dos terceras partes del total de miembros del Concejo Deliberante”.
“Creemos que el proyecto tiene intención de transgredir la Carta Orgánica evitando la deliberación y consenso con los concejales. Nos preguntamos, ¿no era más sencillo sentarse con los concejales y juntos, cada uno con sus facultades, encarar la solución de este grave problema, en lugar de generar peligrosos antecedentes en la normativa municipal?”, indica el parte en su punto más político
“Por todo esto consideramos que el Concejo Deliberante debiera rechazar este proyecto y en su lugar comprometerse con el ejecutivo en el objetivo de lograr soluciones habitacionales para los sectores de menos recursos, interviniendo activamente en las tareas de adjudicación de dichas soluciones, y, sobre todo, no beneficiando a aquellos que usaron las usurpaciones como medio de presión al estado” afirman y concluyen que “debemos lograr que todos tengan acceso a la vivienda, buscando soluciones urbanísticas que compensen al resto de la ciudad, incorporando a las nuevas zonas a la trama urbana y no profundizando la desigualdad con barrios de emergencia”

- Publicidad -