“El caso de Patagones es el más grave en la historia argentina y debería hace tiempo haberse formado un área que atienda las consecuencias de estos hechos en la sociedad” afirmó en EL TENDAL Pablo Morosi, periodista y escritor que publicó el libro “Junior” como consecuencia de su investigación sobre el hecho del que se cumplieron 16 años.
Agregó en el 90.9 de FM Signos que “profesores, alumnos, padres que deberían haber tenido una contención especial”
Morosi recordó que él “trabajaba para La Nación en La Plata y cuando la noticia comenzó a circular ese martes 28 de septiembre del 2004 se informa en manera muy difusa sobre un tiroteo en una escuela en Carmen de Patagones. Lo escuché en radio Continental. El hecho ya había ganado los medios nacionales”
Contó que “salí con la idea de pedirle a Mario Oporto, entonces Director de Escuelas de Buenos Aires, una declaración. Pero ya estaba por salir el avión a Patagones y me subí a ese avión y a las 10 de la mañana estuve en Patagones”
“El tema es social: mi reflexión fue que el hecho pudo ocurrir en cualquier otra escuela” aseguró y confesó que “tuve la ventaja de interactuar con la comunidad, muy dolida y que se sintió observada. El gran desafío de estos casos fue dejar e trabajar con el binarismo: el bueno y el malo; acá todo está aún muy difuso y todos fuimos víctimas”
Sobre “Junior” afirmó que “el libro trató de ser una causística de lo sucedido. Pero nos encontramos con que los especialistas desconocían las causas y nos pareció interesante reconstruir con todos los elementos para que después si los especialistas engarcen lo ocurrido”
“El día que se apagaron las cámaras se fueron también los funcionarios” y esa sociedad quedó como a la deriva

- Publicidad -