La totalidad de los integrantes de la Comisión Directiva de la Junta Vecinal de Barrio “Alvárez Guerrero” renunciaron a sus cargos, dejando acéfala a esa entidad no gubernativa y en un hecho inédito en la capital provincial.
Así lo informó Karina Hernández desde el móvil de exteriores de FM Signos
Horacio Rivas, renunciado presidente, y los demás ex integrantes del cuerpo electivo, explicaron los motivos que pueden enumerarse como cansancio, falta de atención de autoridades y riesgo personal y familiar.
La junta vecinal del más conocido como “Loteo Silva” no tiene sede propia, el barrio no tiene escuela ni sala de Primeros Auxilios.
Funcionaba en el domicilio de Rivas o en la capilla del barrio y los renunciados anunciaron en redes sociales “falta de respuestas de autoridades y organismos”

- Publicidad -