Una enorme preocupación crece día a día entre los afiliados a la obra social IPROSS y que sufren de “celiaquía”
Esos afiliados a la obra social provincial reciben todos los meses un módulo económico para la compra de alimentos “libres de gluten”.
Como se sabe es el gluten (valor de estimación proteica en cereales) el factor desencadenante de la afección y los alimentos sin gluten cuestan tres veces lo que cuestan los alimentos que si lo contienen.
Para la cobertura de este riesgo, IPROSS otorga a cada afiliado desde hace dos años 1.200 pesos mensuales.
Un afiliado, necesitado de ese aporte, preguntó ante EL TENDAL “¿ en qué país viven las autoridades del IPROSS?
¿ Pensaran que vivimos en un país con inflación cero?
¿ Qué pensaran?”
Este medio constató que se han hecho reclamos vía la opción “RECLAMOS Y /O CONSULTAS” de la página Web del organismo, pero nadie responde.
También se hicieron reclamos por otras vías que tampoco obtuvieron respuesta.
“¿ Para qué publican una página Web y correos electrónicos que nadie responde?”, indican los afiliados.
Un sensible tema que deberá más temprano que tarde atenderse y en forma diligente.
Por un lado la urgente recomposición de los valores que se otorgan en los módulos para celíacos.
Y por el otro, responder a los reclamos por las mismas vías que se le informa al usuario que debe utilizar.
De lo contrario se engaña y lastima

- Publicidad -