La foto que no queremos ver, pero que hay que asumir.
Larga cola de personas, de todo origen y edad, esperando un bolsón en el Banco de Alimentos de la Catedral de Viedma que funciona en Virgen Misionera en la esquina de Belgrano e Italia.
“Cada vez son más y nada alcanza”, dijo en El Tendal el Padre Luis García.

Si seguís repitiendo que la “Iglesia está llena de oro y bla bla bla..” y no te conmueve esta foto, el problema no es de nadie.
Es la conciencia.

- Publicidad -