El Covid-19 ya está circulando en Viedma y diariamente se suman nuevos casos positivos de vecinos y vecinas de la comunidad. Esta situación no escapa a la de cualquier crisis que desestabiliza el pensamiento, las decisiones y las convicciones. La presidenta del Concejo Deliberante, Maricel Cévoli -también licenciada en Psicología- analiza el contexto y explica desde su amplia experiencia en el campo de la salud lo que nos sucede y angustia. “Juzgar al otro es un modo de proyectar la tristeza que genera lo que nos está pasando”.
“Esta crisis pone en jaque nuestros proyectos a futuro. Muchas y muchos de nosotros programamos un año muy diferente al que estamos viviendo y, en ese contexto, entendemos que, frente a lo que no podemos, buscamos otro que sea el causal de esa situación”, explica la especialista.
Frente a situaciones de crisis, lo primero que suponen las personas es la incidencia que puede haber tenido el otro en la imposibilidad que le genera poder avanzar o hacer algo que ya tenía planificado. “En este caso en particular, como sabemos que la situación deviene por el contagio y contacto estrecho, lo primero que hacemos es hablar de las actitudes y acciones de los otros, cuando en general nadie busca contagiarse ni estar enfermo”, amplía Cévoli.
Frente a la duda y las limitaciones que impone el Covid- 19, el dolor ante la posibilidad de pérdida y el contexto de crisis sanitaria y económica “poder culpar a otro alivia la inhibición que uno tiene de no poder llevar a cabo un proyecto. En definitiva, juzgar al otro es un modo de proyectar la tristeza que genera lo que nos está pasando. Pero debemos entender que todos y todas somos igual de responsables y tenemos que cuidarnos y saber que nadie busca el virus”, agrega.
Por último, la licenciada en Psicología reflexiona que “podemos pensar que quizá no hayamos atendido a la norma como debíamos y hayamos subestimado en ciertas medida las precauciones que nos piden tener, porque en definitiva ese es un análisis individual, pero no debemos juzgar a quien lo ha hecho”.
“Solo debemos seguir sosteniendo que hasta aquí la única forma de avanzar y pensar en un futuro no es mirar lo que el otro no hizo bien; sino lo que uno lo tiene que hacer de la manera que nos lo pide”, finaliza Cévoli

- Publicidad -