“Mi vida y mi fe en Dios siempre giraron alrededor de Ceferino” narró emocionado en EL TENDAL el Padre Martín Dumrauf al celebrarse este 26 de agosto un nuevo aniversario del natalicio de Ceferino Namuncurá.
Recordó su infancia y aseguró que con su familia “vivíamos a 30 kilómetros de Fortín Mercedes y de chico me llevaron allí. Recuerdo a mi madre haciéndome upa para poder ver a través del cristal el cráneo de Ceferino que allí se exhibía y luego, a los 9 años, fui a hacer primer grado en Fortín Mercedes, allí nació mi vocación y allí volví y hasta ahora como cura”.
“Ese gesto de mi madre, me quedó muy grabado para toda la vida”, reconoció.
“De manera que, efectivamente, mi vida es con Ceferino”, rubricó Martín
Dumarauf indicó que “en 1945 se inició la causa de beatificación de Ceferino y recién lo hicieron beato en el 2007, 102 años después de su muerte”.

En un pasaje interesante de la entrevista por FM Signos de Viedma, el sacerdote confesó que “tengo muchos ejemplos de lo que Ceferino obra en las personas”
“Del 2006 al 2014 estuve en Fortín Mercedes y escuché muchos testimonios de gente que venía de todos lados. Quedé impactado con un testimonio de una señora que aún rengueaba un poquito. En 1958 había tenido un accidente y se le había partido en pedazos la pierna desde el tobillo para arriba. Y ella asegura que fue un milagro de Ceferino lo que ocurrió”
Dumrauf explicó que “los devotos de Ceferino fueron aumentando paulatinamente con el tiempo” y que “no nos apura que sea Santo”
“Ser Santo es que lo “canonizan”; es decir que lo incluyen en el Canón, el gran libro de la Iglesia que universaliza su santidad. Al ser beato ya es santo y además lo imbocan y le hacen altares en todos los continentes”, aseguró
El sacerdote grabó este miércoles una misa en Carmen de Patagones junto a otros sacerdotes y el Obispo de Viedma, Esteban Laxague, que el próximo domingo se emitirá por Canal 10 de General Roca.
Martín Dumrauf también realizó en vivo una plegaria con pedido a Ceferino:
“Yo le pido que ayude a la integración definitiva de los pueblos pre existentes con las culturas post colombinas. Si bien en nuestro país las cosas no son tan extremas como en otros lugares, le pido a Ceferino que ayude a la comprensión y convivencia”, concluyó

- Publicidad -