Rápido de reflejos el ministro Pérez Estevan. Y poco creíble.
Mientras se viralizaba el domingo un video donde se notaba la exagerada utilización de efectivos para hacerle cumplir a una mujer que paseaba su perro el aislamiento, mandó informar que “el Ministerio de Seguridad y Justicia de la provincia realiza una pormenorizada investigación en relación a la detención de una persona por violación de las restricciones establecidas por la pandemia de COVID-19 en San Carlos de Bariloche”.
En el video se ven al menos 6 o 7 policías, no todas mujeres como dice el ministro, subiendo por la fuerza a una mujer a un móvil policial.
Es, si se trató de una violación a un decreto, el ejemplo de rápidez policial más evidente desde el incendio del Reichtag alemán cuando detuvieron a un joven comunista culpándolo de las llamas que aún no se habían iniciado.
La cartera provincial “reconoció” (SIC) el malestar ocasionado en la población por la circulación de un video de la detención, y dispuso el inicio de las actuaciones administrativas correspondientes a fin de deslindar cualquier tipo de responsabilidad sobre el accionar policial.
Pasadas las 13.30, efectivos policiales de la Subcomisaría 80 y del Cuerpo de Seguridad Vial detuvieron a una mujer que incumplía la prohibición de circulación vigente en esa localidad para los días domingo, como medida para frenar el avance de la pandemia de COVID-19.
En la zona de colectora de la Ruta Nacional 237, personal policial se acercó a la mujer y le indicó que debía regresar a su domicilio. Ante la desobediencia, se pidió la presencia de personal femenino del Cuerpo de Seguridad Vial para proceder a su detención y traslado a la unidad policial.
La mujer quedó a disposición del Ministerio Público Fiscal, que dispuso el inicio de actuaciones pertinentes. Una vez recepcionados los antecedentes, la mujer recuperó inmediatamente su libertad.
Esto último, otra mentira del comunicado ya que la mujer estuvo varias horas no sólo detenida sino también incomunicada.
“Entendemos la preocupación de la sociedad. Iniciamos una investigación interna y se estableció que la Jefatura de Policía inicie las actuaciones administrativas correspondientes, a fin de deslindar cualquier tipo de responsabilidad”, explicó el ministro de Seguridad y Justicia, Gastón Pérez Estevan y lo hizo por la evidente reacción en redes sociales, especialmente por entidades de Derechos Humanos que plantearon inmediatamente su queja al secretario provincial de Derechos Humanos..
“Conocemos y acompañamos el esfuerzo que hacen los efectivos de la fuerza policial para resguardar la integridad de los rionegrinos y rionegrinas en este tiempo de pandemia, cuando es tan importante respetar las normativas en beneficio de la salud de toda la población”, manifestó el Ministro.
Y todo quedará así, como en la película de Almódovar.

- Publicidad -