Otra grave denuncia de violencia y abuso de autoridad involucra a la policía rionegrina
Esta vez fue en el Bolsón donde León Fernández, de 16 años de edad se encuentra en estado grave luego de que la policía lo detuviera en su domicilio asestándole golpes de puño en la cara y en el cuerpo, tras lo cual se lo llevaron sin permitirle a la madre acompañarlo.
En el traslado en el móvil a la comisaria del Hoyo le pusieron una bolsa en la cabeza asfixiándolo, pegándole y fracturándole 2 vertebras.
Al mismo tiempo, otra grave denuncia vuelve a salpicar a la policía de Río Negro, esta vez en Cipolletti, donde hay siete policías involucrados en una denuncia penal que incluye vejaciones, abuso sexual con acceso carnal y abuso de autoridad.
En las últimas horas, se suma la muerte cerebral de un joven de 23 años que recibió un disparo en la cabeza. Este nuevo caso de gatillo fácil ocurrió mientras ingresaba con un amigo a su barrio y fueron perseguidos por un móvil policial perteneciente a la Comisaria Cuarta de Cipolletti.
Justamente, uno de los policías involucrados en este caso es Leandro Pastene, quien está siendo sometido a juicio por la muerte de Santiago Sagredo en un calabozo de esta ciudad.
“No podemos naturalizar el gatillo fácil y el abuso policial en el contexto de la pandemia”, señaló Cristina Rodríguez Biain, secretaria general de la CTA Autónoma de Cipolletti.
“La policía pasa del control a la represión”, alertó la dirigente y recordó que desde la central obrera se viene advirtiendo sobre el crecimiento de los índices de abusos policiales, que se incrementaron aun mas en el marco de la cuarentena, tiempo en que las fuerzas de seguridad tienen a su cargo la tarea de hacer cumplir las medidas de aislamiento.
Justamente en mayo, la Central lanzó en la provincia una campaña para denunciar las diversas situaciones de violencia represiva que tienen lugar en el marco de la cuarentena.
(FUENTE: CTA Autónoma)

- Publicidad -