Mi nombre es Gerardo Campos, soy director de Bitácora, difusora cultural. Resido en el Balneario El Cóndor desde hace más de 6 años y activamente intento participar en las actividades sociales y comunitarias de la Villa, no tengo vehículo, me manejo con el transporte público y amigos que a veces me llevan a Viedma a hacer mis tareas habituales. Este es el motivo principal por el cual decidí recabar información en relación al tema del transporte urbano de pasajeros entre Viedma y El Cóndor, que actualmente se encuentra suspendido.

En primer lugar, citar que desde hace mucho tiempo hay malestar entre los usuarios del colectivo por diversos motivos, lo distante de los horarios de transporte, el valor del boleto, el estado lamentable de las unidades, etc.

He sido testigo de diversas manifestaciones y movilizaciones contra la empresa prestadora, siempre de forma neutral, intentando solo informar como medio de comunicación, tratando de no tomar partido y siendo objetivo en la información brindada.
Hoy eso no puede ser posible, el problema ya supera la imparcialidad y me pone en la obligación individual de dar mi opinión.

Con los beneficios adquiridos en mi labor periodística, he aprendido a ver las cosas lo más amplio posible, y es por ello, que he querido recabar datos y hacer este informe en consecuencia de un cúmulo de acciones empresariales que, no solo considero poco éticas e insensibles, sino también especulativas y monopólica. Prácticas que en otras partes del mundo estarían prohibidas y penadas por la ley.

En primer término, intentaré hacer una cronología de algunas acciones del transporte de pasajeros y su relación con el Municipio de Viedma desde hace algún tiempo.

Hay que tener en cuenta que no es la primera vez que la empresa de transporte Ceferino SA utiliza el artilugio de amenazar con la suspensión del servicio, solo a modo de ejemplo recordaremos el mes de julio de 2016 donde se amenaza con la suspensión del servicio urbano de pasajeros en Viedma porque no se trataba la renovación contractual con la empresa y el aumento del boleto (Se adjunta artículo periodístico), así también sucedió el 16 de octubre de 2018, cuando a partir del anuncio nacional de cancelar los subsidios al transporte, la Empresa Ceferino amenazó, nuevamente, con la suspensión del servicio, enfrentando en esa oportunidad, al ejecutivo con el legislativo municipal, llama la atención conocer también, que tan solo 8 meases después, la familia Balogh, propietaria de Ceferino, hacia una apuesta millonaria adquiriendo la Empresa Fredes, competidora histórica de la mencionada.
Ahora sí, hacemos un poco de historia del Balneario.
En el año 2015 por ley5075 se amplía el ejido municipal de Viedma, por ruta 1 hasta bahía Creeak.

El 20 de Junio de 2016 sesiona el concejo deliberante en la escuela de El Cóndor, uno de los puntos a tratar era retrotraer la tarifa recientemente aumentada del boleto de colectivo al cuadro tarifario anterior y disponer un boleto preferencial del 50% del valor para los residentes, se aprueba la propuesta pero esto no toma vigencia debido a que aún estaba dentro del marco contractual provincial

– El 4/01/17 por ordenanza municipal 7831, se incorpora la ley provincial y se amplía el ejido municipal.
Todavía se encontraba en vigencia el contrato entre la empresa Ceferino y la subsecretaría de Transporte de Rio negro, debido a que anteriormente la potestad de la Ruta Provincial 1 pertenecía a la esfera provincial.

– El contrato con la Provincia finaliza el 14/11/19. Balogh da de baja el servicio.

– El ejecutivo municipal firma decreto de necesidad y urgencia por emergencia del transporte público de pasajeros, se realiza un convenio de 30 días con opción a prorroga por 30 días más con la empresa de combis EJES DEL SUR, por medio de un permiso precario de concesión. Esta empresa mantiene el valor del colectivo y se hace efectivo el descuento para residentes.

– Antes de la finalización de los primeros 30 días, asume el nuevo gobierno municipal y se renuevan las negociaciones con la empresa Ceferino, previo a la Temporada Estival.

Se dicta un nuevo decreto y se firma un nuevo permiso precario de concesión por 90 días con opción a prorroga de 90 más con la empresa Ceferino (13/12/19)

– Existía el compromiso municipal del llamado a licitación pública dentro del período establecido en el permiso precario, del cual se toma la opción de prórroga por 90 días más, a causa del receso de verano en el estado, y a los 3 días de firmado por común acuerdo con la empresa, se decreta el aislamiento obligatorio nacional, imposibilitando el trámite administrativo municipal pertinente para regularizar el servicio.

– A partir de allí se reduce la frecuencia de días y horas del colectivo y se utiliza solo para personal esencial, al cabo de los 90 días (13/06/20) se dicta acto administrativo para prorrogar por 90 días más el permiso precario. Que finalizaría el próximo 13 de septiembre. cabe destacar que según declaraciones del empresario Fabricio Balogh, en el mes de mayo, es decir, tan solo un mes antes de la firma, la empresa remite al municipio una nota informando la situación crítica que atravesaba (Estoy solicitando copia de dicha nota)

– Otro dato importante, es que desde enero del corriente año el estado Nacional reinstaura los subsidios y compensaciones al transporte público de pasajero en todo el país, firmando convenio con todas las provincias y trabajando con los municipios para la distribución de los mismos en las ciudades (Estoy solicitando el informe por los subsidios, compensaciones y retribuciones recibidos por la empresa de transporte de enero a la fecha, adjuntamos así mismo, imágenes del convenio firmado entre el Ministerio de Transporte de la Nación y la provincia de Rio negro, donde constan los montos que corresponden).

– El día lunes 27 de julio, se suspende de forma unilateral por parte de la Empresa Ceferino SA, el servicio de transporte público de pasajeros entre el Balneario El Cóndor y Viedma, sin previo aviso y estando vigente la última prórroga del permiso precario de concesión entre la empresa y la Municipalidad de Viedma.

Luego de esta cronología, se me presentan muchas interrogantes:

¿Por qué la Empresa remite una nota al municipio en mayo informando que se encuentra en una situación crítica financiera, y un mes después firma la prórroga del convenio precario?

¿Por qué plantean que no hay suficientes pasajeros al balneario, cuando en este último período las pocas frecuencias que se envían van prácticamente llenas? (Esto es incomprobable debido a que el trayecto Viedma-El Cóndor nunca contó con la tarjeta SUBE, la cual es controlada por autoridades nacionales, y si cuenta con el servicio de la tarjeta propia de la empresa, incorporada el año pasado)

Ya llevamos más de 130 días de declarada la pandemia a causa del COVID-19 y del decreto nacional que detuvo la vida cotidiana en nuestro país.

Estamos viviendo tiempos realmente complejos. Los trabajadores del arte y la cultura, los empresarios y trabajadores del turismo, las PYMES, los emprendedores y productores locales. Todos están recibiendo el golpe económico más grande de los últimos 10 años.

Todo empresario sabe, también, que el libre comercio conlleva el riesgo de pérdida. A veces se gana, a veces se pierde. No me cabe duda alguna, que los propietarios de la empresa Ceferino, no solo no deben estar ganando lo que están acostumbrados a ganar, sino que también es posible que estén perdiendo. No obstante , la empresa tuvo una exitosa temporada de verano, enviando al balneario en 7 frecuencias diarias, un promedio de entre 3 y 6 unidades por horario y en la Fiesta del Mar y el Acampante, llegando a más de 15 unidades.

También somos conscientes de los subsidios mencionados y de la adquisición de los ATP recibidos por el principal propietario de la empresa, Carlos Balogh, según demuestran los adjuntos de consultas al ANSES, recordemos que los ATP son ayudas de emergencia que brinda el gobierno nacional en este período de pandemia, para el pago del 50% del sueldo de los trabajadores, a las empresas que han sido afectadas por la pandemia.

Por último, reconocer que la responsabilidad de asegurar el transporte público de pasajeros entre el balneario el Condor y Viedma, es la Municipalidad, lo cual pone en un verdadero brete a los funcionarios que deberán rápidamente, evaluar opciones para resolver la imperiosa necesidad que tenemos de volver a estar conectados con la ciudad capital. Sabiendo, que la única empresa que puede recibir actualmente un subsidio nacional, es la que acaba de suspender el servicio-.

Seguramente Ceferino SA se encuentra en crisis, no tanto como el peluquero que tuvo que cerrar 90 días y vivía al día, no tanto como el albañil que por varias quincenas no tuvo que llevar a la casa, no tanto como el emprendedor que puso sus ahorros pensando en la próxima feria o evento `popular, solo por citar algunos ejemplos.

Seguramente la familia Balogh ganará varios millones menos este año, pero es tiempo de sensibilizarse, de acompañar, de poner el hombro a la sociedad que solventó un emprendimiento faraónico de más de 50 años de vida. Es tiempo de ponerse en el lugar de los demás de ser más empático con la comunidad que nos rodea. Es tiempo de SER HUMANO y no solo “Empresario”

Por último, decir, que lo escrito en este informe es mi investigación y mi opinión personal, no del medio que represento, BITÁCORA, que tiene por objeto difundir el arte y la cultura en nuestra zona, y no debe ser mancillada por la opinión de quienes formamos parte de ella.

- Publicidad -