El ex intendente de Ministro Ramos Mexía, Javier Gímenez, habló en EL TENDAL sobre la denuncia que contra su persona y un colaborador hizo el actual intendente de esa localidad de la Región Sur.
Nelson Quinteros, actual jefe comunal, se presentó en la justicia y denunció a Gímenez y a René Marileo por violación del artículo 265 del Código Penal que establece las negociaciones incompatibles con la función que se ejerce.

“O no leen los expedientes o sólo les interesa perseguir judicialmente a este ex intendente”, dijo en FM Signos el propio Gímenez y detalló que la denuncia tiene que ver con el bien logrado proyecto de hilado artesanal e industrial “Pichi- Malal”
“Nosotros entregamos la cadena de hilado funcionando plenamente, totalmente ordenado y con un patrimonio neto de 200 mil dólares”, explicó Gímenez en el 90.9

Como se recordará el proyecto, que contó con el auspicio del INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial), el gobierno de Río Negro y varias intendencias desde Bariloche hasta Patagones, significaba poner en valor el hilado artesanal ancestral del pueblo mapuche, generando una micro economía de acopio en cueros, lana y tejidos con carácter de exportación.
“Pretendió recuperar la economía de nuestras abuelas como una herramienta cultural y social de promoción permanente”, añadió.
Dijo Gímenez que “todo, absolutamente todo, está perfectamente fundam,entado en leyes y ordenanzas, lo que significó además acuerdos y compromisos con otros muncipios, con otras provincias, con el gobierno nacional e incluso con repercusión internacional”.
“La puesta en marcha del proyecto era bien visible ante todo el mundo y como cualquier plan de gobierno no se hace sólo con palabras; se hace con compromisos”, resaltó.
Añadió que se recibieron 7 millones de pesos de Nación, otros 2 de la provincia de Río Negro y el aporte del INTI “y hasta del Colegio Industrial de Viedma que construía las ruecas manteniendo el formato ancestral”.
“Acá el incumplimiento no fue mío ni de mis funcionarios, ya que hicimos todo en forma transparente y a la vista de todos. Incluso teníamos una oficina a 20 metros de la casa de gobierno en Viedma”, afirmó Gímenez.
Detalló que “ni el anterior intendente, que lo sucedió en el cargo, ni el actual, están interesados en seguir un proyecto realmente fantástico para toda la región”.
“Nosotros dejamos la vara muy alta y demostramos que puede un municipio muy chico transfromarse y transformar a toda una región”, concluyó Gímenz aclarando que estaba a disposición de la justicia porque todo es claro y transparente.

- IMPORTANTE -