Efectivos de la policía rionegrina acudieron en Viedma a un llamado de una madre que pedía ayuda para controlar a su hijo en un estado de violencia y exitación y se encontraron con drogas y armas de fuego con más de 200 proyectiles.
El hecho ocurrió durante el fin de semana cuando efectivos de la Comisaría 30 se acercaron a la calle Casimiro (Barrio Ina Lauquen) a tratar de calmar a un joven en evidente estado de exitación.
La madre entregó en ese momento una mochila a los policías.
En su interior se encontraron con dos armas de fuego, más de 200 balas y un envoltorio con cocaína.
En el acto se dio intervención al fiscal de turno que, luego de ordenar los procedemientos adecuados, constató un arma calibre 22 y otro calibre 380 y 280 proyectiles de diverso calibre.
El total de droga secuestrada asciende a 522 gramos de clorhidrato de cocaína.
La causa terminó en fuero federal.
(FUENTE: el delitometro)

- Publicidad -