Uno de los vehículos del Cuartel de Bomberos de Viedma se encajó en la esquina de 112 y 103 del barrio Alvarez Guerrero cuando acudía por una emergencia.
Ante el llamado por el incendio de una precaria casilla de madera, los bomberos llegaron al popularmente conocido como Loteo Silva y terminaron atascados en el barro.
El estado de calles y del barrio en general fue motivo de polémica la última semana en la capital provincial.

- Publicidad -