Cristian Randazzo, el integrante por JSRN del Tribunal de Cuentas viedmense, solicitó licencia en su cargo electivo luego de ser denunciado penal y socialmente por la madre de una de sus hijas.
El colectivo de Mujeres de la Comarca se manifestó por distintas vías por este caso y el de Néstor Pinta y lo hicieron también mujeres con representación institucional.
En las primeras horas de este viernes concejalas, tanto del oficialismo como la oposición, habían pedido que al tratarse de un funcionario sea desplazado de su cargo hasta que la Justicia defina su situación. Incluso reclamaron que la Justicia se expida rápidamente y con perspectiva de género.
Como se sabe, un miembro del tribunal de Cuentas no pude ser desplazado por el Intendente sino cumpliendo las pautas de destitución que establece la carta Orgánica municipal, por tratarse de un cargo elegido por la gente.
Randazzo pidió licencia y descomprime un poco la situación que se torna insostenible cuando se trata de personas de accionar público.
El jóven habría ingresado por la fuerza, rompiendo una puerta, al domicilio de su ex pareja y, junto a su actual esposa, habrían propinado una paliza a la víctima que acompañó sus dichos con fotografías elocuentes.
(FOTO “todo es política”)

- Publicidad -