El caso de Facundo Castro ya se ha transformado en la región en uno de los más serios hechos de desaparición de personas en democracia al cumplirse dos meses sin que se sepa absolutamente nada de su paradero, estado o situación.
Como ya informó EL TENDAL días pasados luego de una entrevista con su madre, Facundo, de 22 años, salió el 30 de abril pasado desde Pedro Luro donde residía y caminó hacía la ruta nacional 3 con el interés de hacer dedo y poder viajar rumbo a Bahía Blanca, a la casa de su ex pareja, adonde nunca llegó.
Lo último que se supo de Facundo es que, en el marco de la cuarentena vigente, es parado por un control policial en el acceso a la localidad de Mayor Buratovich.
Allí se le informó que estaba sin permiso de circular y lo mismo habría ocurrido en Teniente Origone, donde supuestamente sigue viaje.
Desde allí es como si la tierra se lo hubiese tragado.
Desde entonces no se ha contactado con familiares o conocidos y su telefóno celular da siempre apagado.
“Nadie desaparecesin dejar rastros”, señalaron desde la Agrupación H.I.J.O.S de Bahía Blanca con la adhesión de la Asociación de Familiare y Víctimas del terrorismo de Estado de Patagones y Viedma.
Agregan que “los últimos que han visto con vida a facundo son los efectivos policiales y hasta el día de hoy nada se sabe de su paradero”
“Reclamamos la aparición con vida de facundo castro”, afirman desde esas entidades.

- Publicidad -