La falta de control y liviandad en el resguardo sanitario de la zona comprobada en el puesto de control caminero sobre la Ruta Nacional 3 en el ingreso norte a Carmen de Patagones quedó nuevamente expuesto luego que un comerciante viedmense regresara de Bahía Blanca, se pusiera él mismo en cuarentena y avisara del hecho a medios de comunicación.
Un vecino de Viedma tuvo que viajar a Bahía Blanca por estrictas cuestiones de salud y, al regresar, notó lo que ya se había denunciado anteriormente: en el puesto instalado en la rotonda que divide la vieja con la nueva Ruta 3, los efectivos aparentemente no controlan, no toman temperatura y no cumplen con el protocolo mínimo de prevención.
Alertado el periodista Raúl Alvárez, de LU 15 y Mapuchito, este le avisó a Pedro Pesatti y realizaron una entrevista que puede verse por youtube.
Allí el jefe comunal viedmense critica duramente a la policía maragata y anuncia que le pedirá a la policía Aeroporturaia que ayude a controlar como ya lo hacen en la zona Gendarmería, Prefectura y Policía Federal.
El vecino y su familia están en cuarentena obligatoria cumpliendo el protocolo y con estricto control de Salud rionegrina, tal lo establecido al regresar de un sitio con circulación del virus.
En ninguno de los estamentos pudo saberse si el intendente de Patagones fue alertado o no por esta denunciada irregularidad, que se suma a otras como venta de embutidos cuyos vendedores vienen de General Roca; vacunos que van a matadero oriundos de lugares con circulación de virus; viajantes, parientes y funcionarios que arriban desde lugares con presencia del COVID-19.