En las últimas horas creció mucho cierto disgusto con la provincia de Río Negro en el manejo de datos oficiales de la Pandemia originada por el Coronavirus.
El epidiemologo Hugo Spinelli lo dijo en diálogo con el canal C5N en la mañana del sádo y señaló que “sería demencial si se confirma la manipulación de datos”.
También hubo críticas desde el Frente de Todos en la Legislatura rionegrina.
Por ello, el bloque de legisladores de Juntos Somos Río Negro emitió un comunicado donde “destaca la fortaleza del sistema de salud de Río Negro, y respalda el trabajo de todos los actores que lo componen, que han demostrado estar a la altura de la circunstancias en el combate al Covid-19”
“El equipo ministerial, que comanda Fabián Zgaib, trabaja mancomunadamente con Nación. Las estrategias desplegadas se arman con los epidemiólogos e infectólogos de Río Negro, con el visado de los profesionales al mando de Ginés González García.

El trabajo incluye la forma en que se detectan los casos positivos y la manera de tratar los contagios, tanto en los centros asistenciales como los que efectúan su recuperación en sus hogares, que tienen un monitoreo médico permanente.

En las últimas horas advertimos críticas a la forma en informar los casos, dejando entrever una mala intención del Ministerio. Vemos que se pretende instalar una sospecha infundada, ya que el sistema que utiliza Río Negro es el mismo que usan todas las provincias del país, y la Nación. Todos los casos se cargan en el SISA, que es una plataforma federal que administra el gobierno central.

La forma de la carga tiene un límite hasta las 18 horas. Los casos que no ingresan hasta ese momento, no aparecen en los partes oficiales, pero sí quedan ingresados en los informes del día posterior.

Querer imponer dudas es intentar confundir a la población y generar miedo, y esencialmente desconfianza. No son momentos para infundir temor.
El combate al coronavirus requiere de esos datos. A nadie conviene esconderlos. Mucho menos al Gobierno provincial, ya que esos números no son una simple estadística, sino que sirven para saber cuántas personas están infectadas para aislarlas y que el coronavirus no se siga reproduciendo. Más aún, saber de manera fehaciente la cantidad de contagios, es vital para saber cuántas de esos pacientes llegarán a los hospitales y cuántos requerirán atención especializada en las unidades de terapia intensiva.

El sistema de salud está compuesto por miles de médicos, enfermeros, camilleros, técnicos, instrumentadores y personal administrativo, de limpieza y mantenimiento que todos los días concurren a los hospitales y centros de salud con la voluntad de atender a cada rionegrino y rionegrina que requiera atención y tratamiento.

Por lo tanto, la desacreditación al sistema es una falta de respeto a todas aquellas personas que la sociedad y los medios han catalogado como “héroes” y aplauden todos los días.

Estamos ingresando en una etapa de contagios que podría considerarse como el “pico”, por lo que contar con datos confiables es vital, no para el Gobierno o nuestro partido político, sino para el sistema de salud estatal y el combate contra el coronavirus.

Saludamos a los trabajadores y trabajadoras, y pedimos sensatez en estos momentos”.

- Publicidad -