Evidentemente Zornitta no aprendió nada. En nombre del concepto violencia de género, trabaja para que las inquilinas se queden en la calle. Lo mismo pasa con su par, Álvarez Reynolds, que instigó a una inquilina para que desista de la denuncia por el Decreto 320, en el momento en que estaba siendo desalojada”, señalaron desde el área de género de la Unión de Inquilinos Rionegrinos. Una de las viviendas casi fue prendida fuego con la inquilina y sus hijos adentro.
El área de género de la organización que nuclea a inquilinos e inquilinas en toda la provincia, manifestó su repudio a las actitudes de dos fiscales de Río Colorado, que al recibir dos graves de denuncias por desalojo de mujeres en el marco de la Pandemia, realizaron maniobras para que las inquilinas no avancen con sus denuncias. Ambas inquilinas terminaron sin techo.
Como se sabe, el Decreto presidencial 320 prohíbe desalojos por falta de pago en el marco de la Pandemia (ya que muchas personas no pudieron trabajar y generar ingresos), así como prohíbe cortes de servicios por falta de pago, según el Decreto de la Gobernadora Arabela Carreras.
En al menos dos oportunidades, los fiscales Daniel Zornita y Matías Álvarez Reynols desviaron las denuncias penales realizadas por inquilinos ante comisaría local, donde se manifestaba plena violación al decreto presidencial intentando por medidas persuasivas el desalojo de inquilino. En estas ocasiones los fiscales desviaron los motivos de las denuncias, queriendo tipificar los delitos denunciados como “violencia hacia las mujeres o delitos de género”, ya que en ambos casos las inquilinas denunciantes eran mujeres.
Ante la negativa de las inquilinas que denunciaban este avasallamiento por parte de locadores, las respuesta de los fiscales fue: “apurate, no podemos darte más respuestas que estas, lo que vos estas denunciando no es un delito”. Incluso, uno de los fiscales llegó a citar a los “dueños “ y entre ambos presionaron a “Inquilina n° 1“ para que deje la casa junto a su beba de 1 año. Antes de este hecho, a la mujer le habían cortado la luz y agua para obligarla a dejar la vivienda. Lo mismo ocurrió con la “Inquilina N°2”, en donde el locador llegó a cortar gas y luz.
Es decir, en nombre de la “violencia de género” (cosa que claramente existe en ambos casos), ambos fiscales terminaron “jugando” para los propietarios (ambos varones), y terminaron evitando avanzar con la denuncia por desalojo, que es un delito penal. Ambas mujeres terminaron fuera sin techo, desalojadas.
“Pese a que durante estos días conseguimos la sanción de la Ley Nacional de Inquilinos, nos damos cuenta que hay una parte de la justicia regresiva. Esperamos que el Poder Judicial de Río Negro vaya en sintonía con los cambios sociales que se van conquistando”, expresaron desde la Secretaría de Género de la UIR.
Otra vez Zornitta
Esta no es la primera vez que Zornitta muestra saña hacia las mujeres. El Consejo de la Magistratura de la Segunda Circunscripción Judicial ya había aplicado una sanción, suspendiéndolo por 60 días sin goce de haberes por “mal desempeño y graves desarreglos de conducta”. Eso fue determinado e un juicio político luego de publicar en su Facebook una frase machista en las vísperas del Día Internacional de la Mujer. “Este jueves las mujeres pueden dedicarse a limpiar, cocinar y planchar! Todo el día tienen”, expresó, luego que el STJ había sacado una resolución que garantizaba a las mujeres del Poder Judicial a adherir a la convocatoria del 8 de marzo de este año.

- Publicidad -