“No queremos que se hagan las cosas mal”, dijo Leticia Lapalma en relación al retorno a las oficinas el próximo lunes en ciudades en Fase 5 como Viedma.
La dirigente de ATE señaló que “la idea es que en aquella oficina donde no se puede respetar el mínimo de dos metros de distancia se hagan protocolos de acuerdo para que el trabajador esté seguro”
Lapalma, que participó de la reunión que ayer se llevó a cabo en Función Pública para evaluar el regreso el lunes a las oficinas públicas en Viedma, puso como ejemplo el ex Hotel Provincial de Belgrano y Buenos Aires de la capital rionegrina.
“Ahí se transformaron en oficinas las habitaciones y es imposible cumplir con las medidas básicas del protocolo”.
Sobre la posibilidad de cobrar también en Río Negro el aguinaldo en cuotas como ya lo anunció el gobierno nacional reiteró que “no pueden ser siempre los trabajadores la variable de ajuste”.
Si bien en Río Negro sólo hay rumores, la dirigente aseguró que “estamos pidiendo una reunión urgente”
“En Río Negro ya hemos cobrado por años el aguinaldo en cuotas, así que es hora que se busque otra variable de ajuste” y acompañó que “el Estado debe aprobar el impuesto a las riquezas y reformar el sistema tributario para que paguen los bancos, empresas de servicios y empresas exportadoras”, como señaló Rodrigo Vicente secretario general de ATE Río Negro.

“La situación ya es compleja en el actual contexto inflacionario y de pandemia. No se puede pretender nuevamente hacer recaer la crisis sobre las espadas de los trabajadores”, completó Vicente.

De esta manera, ATE se expresó ante la posibilidad de prorratear en tres meses el salario anual complementario de junio que fue comunicada por el Gobierno para los empleados estatales que cobren más de $80 mil en bruto.

Para el sindicato, los estatales nacionales perdieron ya el 50% de su poder adquisitivo durante el macrismo. Y esta sería, además, una muy mala señal para provincias y municipios. Asimismo, se señaló que la paritaria ya se vio afectada por la falta de convocatoria del Gobierno, lo cual incrementa el detrimento de los salarios.

La situación se complica aún más si se considera el actual contexto de crisis económica que se incrementó con la pandemia.

- Publicidad -