La secretaria del Comité Capital de la Unión Cívica Radical y concejal mandato cumplido Genoveva Molinari, recordó la ordenanza de su autoría aprobada por el Concejo Deliberante, que establece multas a la empresa encargada del servicio de saneamiento en la ciudad cuando el mismo es deficiente.
En los últimos días, han recrudecido los desbordes cloacales, afectando a varios barrios de la ciudad y a los puntos que siempre fueron críticos, denunciados hasta el hartazgo durante el mandato de la ahora ex concejal.
Desde la banca, Molinari no solo propuso una norma que habilite a la Municipalidad a sancionar a la empresa ARSA cuando los desbordes afecten el espacio público. También ideó una comunicación a la Legislatura de Río Negro para exceptuar a los vecinos y vecinas que conviven con este drama, del pago del servicio, ya que en la actualidad lo hacen y como contrapartida obtienen una prestación obsoleta y defectuosa.
“Los vecinos y vecinas siguen conviviendo entre las aguas servidas, pagando por este servicio”, expresó Molinari, y agregó: “Es importante recordarles que la Municipalidad puede y debe multar a la empresa prestadora del servicio por los derrames, si es que no solucionan el problema como corresponde”.
“Como lo hemos dicho tantas veces, no se trata de un tema menor ni de un capricho, sino de la salud de las personas”, remarcó la ex concejal.
Al respecto, la norma que está en plena vigencia, permite a cualquier usuario denunciar la situación, pudiendo dirigirse a la Secretaría de Turismo y Desarrollo Sostenible de la Municipalidad de Viedma, que es el ente de aplicación de la ordenanza.
“Es importante que los y las concejales sigan denunciando esta situación y pongan en valor las ordenanzas que a nuestro tiempo hemos trabajado, brindando herramientas al Estado para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”, finalizó

- Publicidad -