En tiempos de pandemia, las cooperativas escolares rionegrinas no detuvieron su marcha. Supieron adaptarse a las circunstancias y demostrar, más que nunca, cuales son los valores que las sostienen: la solidaridad y la colaboración.
“Potenciamos la capacidad de los alumnos favoreciendo la formación ciudadana, ejercitando los valores, porque muchas veces las escuelas y los chicos necesitan proponerse nuevos desafíos. Nosotros, desde el área de Cooperativas y Mutuales de Desarrollo Humano, acompañamos y generamos instancias de colaboración con ellos para poder, desde allí, dar a conocer el cooperativismo”, comentó Ángel Paz, docente a cargo de acompañar los proyectos.
En Río Negro funcionan actualmente 20 cooperativas escolares y tres están en proceso de formación.
Si bien las medidas de aislamiento dispuestas en marzo afectaron el normal funcionamiento de las instituciones, las cooperativas escolares tomaron la situación como un gran desafío para el aprendizaje: “nos animarnos a crecer e ir agrandando nuestros conocimientos. Seguir adelante fue posible gracias a la actitud positiva de los estudiantes que sorprenden día a día con su crecimiento”, indicó.
“Si bien nos vimos obligados a modificar las actividades previstas para el año, procuramos mantener el contacto con los docentes y elaborar propuestas pedagógicas para la construcción colectiva de un mensaje alentador para la población”, dijo.
A futuro, añadió, “habrá otra etapa donde se creará un foro para los chicos de la Provincia, en el cual podrán debatir sobre las cuestiones climáticas. Trabajaremos también el fortalecimiento de los chicos en cuanto a valores, liderazgo y herramientas para trabajar en grupo”.
Finalmente, resaltó que tanto las cooperativas como las mutuales, vienen trabajando con el acompañamiento de las Federaciones, siempre con el desafío de promover la solidaridad y todos los valores del ser humano.

- Publicidad -