La cerealera Vicentín, coautora con las autoridades del Banco Nación en la era Macri de una estafa cercana a los 30 mil millones de pesos, también tiene acreedores en el Partido de Patagones, más concretamente en la localidad de Villalonga.
A Diego Ilgner, integrante de una tradicional familia de productores de la zona, se le debe unos pocos pesos ya que la suma no llega a 65 mil.
Sin embargo, a la firma supermercadista, de cereales y transporte, Novick y Cía. Srl., Vicentin le debe la friolera de 2 millones trescientos mil pesos.
Ambos, a manera de razón social, figuran en la lista confeccionada desde las auditorías generadas luego del quebranto del “gigante del Paraná”.
La exportadora tiene acreedores en Puán, Bahía Blanca, Torquins , Guizazola, Tres arroyos, Pigué y Villalonga, entre otros puntos del país y el mundo.
No es la primera vez que la zona aparece en una investigación de este tipo.
Hace algunos años atrás fue el caso de falsedad ideológica detectado en la confección de Carta de Porte, especie de DNI del cereal que se exigía en las exportaciones, donde llegó a “aparecer” soja oriunda de “Cardenal Cagliero”(¿¡?!).

- Publicidad -