Desde la entidad “Barrios de Pie” de Patagones, que encabeza José San Martín, emitieron un duro comunicado contra la política social en Patagones.
“El intendente de Patagones, José Luis Zara se equivoca si cree que con sus políticas mezquinas hacía los que menos tienen las Organizaciones Sociales cejaremos en mostrar la pobreza, la marginalidad y el hambre que hay en el Distrito”, señalan y agregan que “Zara y su Gabinete siguen demostrando la falta de empatía con el otro, transformando a cada vecina y vecino en meros números para las estadísticas; estadísticas que ni siquiera leen o analizan ya que nada o poco se hace por el que sufre y por el que tiene hambre.
Son personas de carne y hueso; sin posibilidades ya no de llegar a fin de mes sino de poder comer y sin siquiera poder comprar una garrafa para calefaccionarse ante las bajas temperaturas.
Ya pasó el tiempo de cargar culpas en otro
Es hora de ponerse a trabajar”.
Luego, desde la organización se amplía con que “no alcanzan simples curitas en un enfermo terminal.
La Pandemia y la consiguiente Cuarentena no han hecho otra cosa que ahondar la crisis y con ello aumentar las familias en riesgo por no poder hacer una changa y llevar algo de comida al hogar.
Ya no interesa siquiera recordar aquel camión de papas que se dejaron pudrir para luego tirarla en las esquinas de los barrios como si se tratara del sustento para animales.
En las Organizaciones Sociales no dejan de recepcionarse cada hora tantas problemáticas como vecinas y vecinos existen en la marginalidad.
Hemos solicitado recurrentemente la apertura en cada barrio de Comité de Crisis para abordar la particular situación que cada realidad comunitaria y social imponen.
Pero el Poder Ejecutivo de Patagones no ve o no quiere ver.
Hoy, a los mullidos sillones y los irrisorios tasas de café servidas entre funcionarios que lucen tapabocas no sirven ni para la foto”.
José San Martín y su gente indican que “ello, en si mismo, irrita y provoca.
Hoy, desde el gobierno provincial y el nacional se distribuye ayuda y en municipios cercanos al de Patagones llegaron 28 toneladas de alimentos que fueron entregadas a más de 500 familias y 75 comedores comunitarios en apenas 4 horas.
Es posible realizar.
Es posible llegar.
Sólo hay que pedirle a los que tienen la obligación de gobernar que alejen su sus vocabularios de acciones a dos palabras: desidia y desinterés.
Así y sólo así se podrá mitigar en algo esta dura realidad”, concluye el documento.
(FUENTE: Barrios de Pie, Patagones)

- Publicidad -