Este 1 de junio se cumplen tres años de la desaparición de Zulema Walter, uno de los hechos más enigmáticos e inexplicable de la historia viedmense.
Católica devota, Salesiana y docente jubilada, Zulema fue vista por última vez frente al complejo Los Aromos al bajar de un taxi ese 1 de junio del año 2017.
Los perros de la División Canes de la policía Rionegrina siguieron sus rastros hasta un punto dónde todo se desvanece, como la propia Zulema.
No hay declaración policial, no hay decisión judicial.
Sólo una pregunta, encerrada en un interrogante dentro de un gran acertijo.