La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) realizó este viernes una sentada en todas las oficinas de la administración pública de la provincia y municipios, en reclamo del bono de 5.000 pesos para los trabajadores de la salud al que se había comprometido el gobierno nacional durante abril, mayo, junio y julio.
“Estamos viviendo una jornada muy importante a partir de la conciencia del trabajador estatal que aún en pandemia lucha por sus derechos”, dijo Rodrigo Vicente en EL TENDAL.
Por FM Signos afirmó que “queremos que nos diga el gobierno rionegrino si el atraso es del gobierno nacional o si ellos no hicieron nada para que administrativamente llegue a los trabajadores lo que ya llegó en otras provincias”
El incentivo, establecido mediante el decreto 315/2020, no ha impactado todavía en los haberes de los trabajadores esenciales que llegaron a duplicar su jornada laboral a causa de la pandemia.
El sindicato también reclama el pase a planta permanente de la primera tanda de los 3055 agentes enmarcados en la ley 5354.
“Quedaron muchos expedientes sin firmar y otros quedaron truncos en el comienzo de la cuarentena y la gobernadora se había comprometido por lo menos a firmar los casos que burocráticamente ya estaban listos”, señaló Vicente.
Otros reclamos son el pago del adicional por indumentaria, un aumento de las asignaciones familiares, el adicional por calefacción en la región sur, Bariloche y El Bolsón y una audiencia con el ministro de salud para coordinar la entrega de Elementos de Protección Personal (EPP).
“Hace 25 días no tenemos noticias del ministro Zgaib”, concluyó el dirigente