Vecinos de una funcionaria provincial en calle Colón de Viedma manifestaron su preocupación porque arribó en las últimas horas desde San Carlos de Bariloche, centro de alto de contagio, y se desconoce si realiza cuarentena.
Se desempeñaria en Desarrollo Humano y el automóvil pertenecería al poder ejecutivo y, como ilustra la fotografía, estuvo estacionado toda la noche fuera de los lugares donde deben guardase los autos oficiales cada vez que se termina una comisión.
Bariloche en las últimas horas contabilizó once nuevos casos de Coronavirus y cualquier persona que vuelve de un lugar así debería ponerse inmediatamente en cuarentena o someterse a un hisopado, mas allá de ser funcionario.
Una consigna policial tocó a la puerta de la funcionaria durante largos minutos y se desconoce si no atendió porque no quiso o porque no estaba en su domicilio.
Tampoco se sabe si la señora fue a trabajar en este martes.