“El chispa” Sánchez, un prefecto que integró el grupo de tareas de la ESMA que acribilló al periodista y escritor Rodolfo Walsh en 1977, fue detenido hoy en el sur de Brasil desde donde será extraditado a la Argentina para enfrentar la Justicia.
Sánchez vivió en San Antonio Oeste en la primera década del 2000 armando empresas pesqueras y dónde era común escucharlo jactandose de haber integrado las criminales hueste de Acosta y Astiz e incluso hay quien asegura haberlo escuchado relatando los terribles “vuelos de la muerte” en la confitería Kandava.
En esos años el Concejo Deliberante sanantoniense lo declaró “persona no grata” en la ciudad.
Ahora, con 69 años, deberá probar que es tan guapo confesando cómo violaban y torturaba mujeres, asesinaban a indefensos o arrojaban al vacío a abuelas y pibes de 20 años.