El gobierno de Viedma informó que desde este miércoles 6 de mayo vuelve a controlarse el estacionamiento medido y pago en todo el sector de la ciudad comprendido por el sistema.
Las oficinas de la fundacion ANYARC, que gestiona y administra el servicio, abrirán los días Lunes, Miércoles y Viernes, como las actividades consideradas no esenciales, en un horario reducido de 9 a 12 horas y garantizando los protocolos sanitarios vigentes.
Además, se recuerda que los pagos del sistema pueden realizarse a través de la aplicación SIP Estacionamiento o mediante el servicio de cobro vía web en el sitio www.sippark.com.ar
También, el gobierno de Viedma dispuso un protocolo específico para la atención de centros de belleza y estética, peluquerías y barberías; en el marco de la apertura paulatina de actividades no esenciales.
El protocolo comenzará a funcionar a partir de este miércoles 6 de mayo y se habilitará la atención de estos locales los días lunes, miércoles y viernes en el horario de 14 a 19; sin poder abrir los martes, jueves, sábados y domingos, y tampoco los días feriados.
El objetivo es retomar varias de las actividades que estaban suspendidas a consecuencia del aislamiento social y preventivo, siempre con esmeradas y diligentes medidas sanitarias que permitan garantizar atenuar los riesgos de contagio de coronavirus Covid-19.
Para ello, el protocolo, además de disponer las acciones que deberán tomar los profesionales, establece que se dispondrá para firmar una planilla en carácter de declaración jurada -optativa- donde se da cuenta no tener síntomas compatibles con la enfermedad.
Se establecen además las modalidades de atención, no se permitirá el ingreso de personas consideradas de riesgo como mujeres embarazadas, niños menores a un año, personas con enfermedades preexistentes, entre otras.
Los locales deberán garantizar el distanciamiento social correspondiente: 1,5 a 2 metros hasta el momento de realización de los servicios. Se permitirá el acceso de personas, con un máximo de una persona perteneciente al comercio cada diez metros cuadrados, y un máximo de un cliente por cada diez metros cuadrados.
Se deberá garantizar la limpieza y desinfección del local comercial de manera permanente, como así también de todos los elementos que tengan contacto con el comerciante y/o el cliente, y se deberá dar cumplimiento al uso obligatorio de tapaboca o protector facial tanto para el profesional como para el cliente.