El dirigente gastronómico Roberto Vargas señaló que “en esta grave crisis que vive la región, el país y el mundo por el COVID-19, es tiempo de buscar consensos, de encontrarle la vuelta, de generar herramientas”.
“Ya habrá tiempo para el conflicto y la lucha directa”, agregó, al tiempo que indicó que “hoy, en plena crisis, pararse de manos ante una autoridad que hace lo imposible para mantener los derechos y garantías de todos en una situación endeble, es cuanto menos apresurado”
El gastronómico referenció de esa forma lo planteado por otros líderes gremiales ante las autoridades rionegrinas.
“Los gastronómicos mejor que nadie sabemos lo que significa esta crisis. Fuimos los primeros en ver cerrar nuestras fuentes de trabajo y seguramente seremos los últimos en recobrar la normalidad” dijo y sostuvo que “pero de qué sirve ladrar en los medios de comunicación de Río Negro sí el problema no lo puede resolver nadie en el mundo”.
“Estamos en una coyuntura complicada, muy difícil, pero el trabajador y su familia son solidarios y en ese tenor debemos continuar”, afirmó.
Y concluyó que “aún así debe quedarle bien claro a la autoridqd que no se tolerarán ni bajezas ni falsedades. La alianza es con el pueblo trabajador”

- Publicidad -