Defensoras y defensores del pueblo integrantes de la Asociación que los nueclea –ADPRA-, solicitaron al Director Ejecutivo de la ANSES, Alejandro Vanoli, en respaldo de los derechos de la ciudadanía, que arbitre los mecanismos necesarios para incluir como beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) a los/as trabajadores/as temporales de los rubros de hotelería y gastronomía que hoy viven en una posición de vulneración.
Los defensores/as indicaron que este grupo de trabajadores, debido al contexto de pandemia por el COVID 19, “no se encuentran prestando tareas y están con reserva del puesto. Por este motivo, no perciben ingresos y están ‘desocupados’ de hecho, más allá del carácter formal que se registra en ANSES de ser trabajadores temporales o eventuales permanentes”.
Expresaron los integrantes de ADPRA que “a lo largo y ancho del país son miles las personas que se encuentran en esta situación, que no sólo afecta al trabajo ‘de temporadas’ de gastronomía u hotelería, sino también a las actividades laborales que hacen normalmente fuera de esos períodos y que, debido al acatamiento del aislamiento social, no pueden realizar ahora”.
En la nota dirigida al director ejecutivo de la ANSES, los defensores/as mencionaron como casos testigos a las ciudades rionegrinas de San Antonio Oeste y San Carlos de Bariloche, donde el auge turístico en temporada alta resulta una importante fuente laboral que hoy no puede darse y, en esos mismos lugares en temporada baja, los trabajadores eventuales suelen realizar tareas informales (corte de césped, mantenimiento de jardines, albañilería, peluquería, etc), que en estos momentos tampoco pueden efectuar.