Una fuerte explosión, cerca de las 3 de la madrugada, se escuchó en la barrio Lavalle de Viedma, mientras que un departamento del Barrio Amel (14 de marzo) fue usurpado por una joven pareja con hijos.

Ambos hechos ocurridos en la madrugada de este jueves

En el primer caso la detonación se escuchó primero, seguido de algunos disparos y luego el característico ulular de las sirenas.

Si bien este medio no pudo contactara autoridad policial alguna, si se pudo confirmar que todo empezó cerca de las esquinas de las calles 10 y 19 y todo terminó en la intersección de 4 y 13 en la populosa barriada.

“Las discusiones y gritos siguieron varios minutos más”, confió una vecina y agregó que “todas las noches es increíble cómo andan las motos, van y vienen. No hay control en el barrio”, señaló, dimensionando la falta de controles en esta cuarentena.

“Acá la policía no recorre las calles”, dijo la vecina ante El Tendal

En tanto, en el otro suceso, la situación se registró en un departamento ubicado en una de las construcciones horizontales del barrio AMEL.

Al parecer, la unidad habitacional de Planta Baja de Milanesio al 1600- donde hace unos meses se produjo un luctuoso hecho- fue ocupada por la fuerza por una pareja y sus pequeños hijos.

Ruidos, vehículos de pequeño porte pero a caño de escape abierto, despertaron a la vecindad que alertó a la policía.

Los efectivos solo labraron un Acta a partir de lo denunciado pero, hasta el mediodía de este jueves, la situación seguía igual.

Los testigos que pudo contactar EL TENDAL citan la presencia de integrantes de un Colectivo que recientemente protagonizaron situaciones difíciles en una Toma y relaciones con miembros de la familia policial.

AMPLIAREMOS