ATE salió al cruce de UPCN y consideró que sólo se podrían retomar tareas si se convoca a los sindicatos con la previa intervención de la CyMAT para garantizar la salud de los empleados.
Luego de las declaraciones del dirigente de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), Andrés Rodríguez, en las que propuso al Gobierno que los estatales vuelvan a trabajar en sus lugares habituales, el secretario adjunto nacional de ATE, Rodolfo Aguiar, criticó al dirigente por “no tener idea de lo que dice, hace años no visita una oficina de la administración pública” y agregó: “No todos los organismos están en condiciones de volver a funcionar con normalidad”.

“Nosotros no nos oponemos a que las áreas estatales gradualmente vayan retomando sus tareas habituales, pero debe haber una intervención previa de la Comisión de Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (CyMAT)”, aclaró Aguiar señalando que Rodríguez, en sus declaraciones para El Destape Radio,“no tiene ni idea de lo que está diciendo y demuestra que hace años no visita una oficina de la administración pública”.

Aguiar resaltó que “el gremio debe tener un rol absolutamente activo en la vuelta al trabajo, siendo las delegadas y delegados quienes deben verificar que se garantice la salud de todos los trabajadores”, asegurando que “en aquellos sectores que tengan convenios colectivos propios la reapertura también debe ser consensuada entre el sindicato y la patronal”. “Además de garantizar todas la condiciones de seguridad y salubridad, se deben acordar protocolos de estricto cumplimiento para la atención al público y la permanencia en los puestos laborales durante toda la jornada”, agregó.

De la totalidad de trabajadores estatales, un alto porcentaje se encuentra realizando tareas de teletrabajo desde su hogar sin reducción salarial, a diferencia de los acuerdos de otros gremios. De cara a la vuelta al trabajo en los espacios habituales, Aguiar manifestó: “Ya hemos manifestado a la Secretaría de Gestión y Empleo Público nuestra plena disposición para trabajar en la reapertura gradual de los sectores que se estimen necesarios en las próximas semanas, pero previamente deben intervenir las comisiones especializadas en condiciones y ambiente de trabajo. El diálogo con las autoridades es bueno y se encuentra en progreso, pero no se puede ser tan irresponsable como Rodríguez y pretender que se retomen con normalidad todas las tareas sin cuidar la salud de los trabajadores. En algunos sectores directamente no hay condiciones factibles y por lo tanto seguir ese lineamiento sería jugar a la ruleta rusa y poner en riesgo la vida de miles de estatales”.

En el marco del decreto 297/20 que dictamina el aislamiento social, preventivo y obligatorio, consideró que “no todos los organismos están aprovechando adecuadamente la cuarentena para realizar las inversiones en elementos de protección personal, insumos y las refacciones necesarias para evitar la propagación de los contagios una vez que los empleados y el público en general vuelvan a aglomerarse en los distintos edificios”.

En esta línea, el Gobierno nacional declarará de interés público la preservación de la salud del personal de salud luego de que ATE junto a la CTA Autónoma y la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FeSProSa) enviaran una nota a la presidencia con esta propuesta y puntualizando medidas claves como la provisión de equipos de protección personal, una unidad de monitoreo permanente y testeos combinados, entre otros.