El sector oeste de la ciudad, donde se encuentran los populosos barrios Lavalle, Mi Bandera y Nehuén, volvieron a ser escenarios de disparos y corridas en plena noche, aún y a pesar de la cuarentena dispuesta por el gobierno nacional en todo el país.

Vecinos se comunicaron con este medio y detallaron que “los disparos se escucharon cerca de las 2 de la madrugada y por largos minutos”.

Según esas fuentes no se escucharon sirenas ni señales de emergencia.

Mientras tanto, otros vecinos  manifestaron que en distintos barrios hubo casi actividad normal, registrándose poca cuarentena.

Los vecinos contactados con este medio son de los barrios Artémides Zatti (IPPV), Sargento Cabral (1016 viviendas), Los Fresnos y Las Flores.