El cuerpo legislativo municipal adhirió, a través de la resolución de presidencia 60/20, al decreto provincial que establece el estado de máxima alerta sanitaria en Río Negro por el coronavirus. La medida apunta a velar por la seguridad de los y las trabajadoras del Concejo Deliberante y del resto de la comunidad viedmense.

La resolución dispone la suspensión preventiva, por el plazo de 30 días corridos, de todos los actos y eventos públicos organizados por el Concejo Deliberante que impliquen una afluencia masiva de personas.

La Argentina continúa en fase de contención para detectar casos sospechosos de manera temprana, asegurar su aislamiento, brindar la atención adecuada a la población e implementar las medidas de prevención y control para reducir el riesgo en la población.

Por este motivo y atendiendo a lo establecido por el Poder Ejecutivo Provincial y el Gobierno de la Comunidad de Viedma, el Concejo Deliberante dictó acto administrativo para adherir en todos los términos al decreto provincial 236/2020.