Carina, una vecina del barrio Castello de la capital rionegrina, denunció que esta mañana un equipo de Aguas Rionegrinas le cortó el suministro de agua potable, a pesar de tener un niño de 6 años con discapacidad motriz y en plena crisis por el Coronavirus.

El caso se conoció en el aire de EL TENDAL por FM Signos generando la rápida reacción y ofuscación de la audiencia.

“Voy para la empresa porque yo pagué una boleta hace unos días”, contó la madre muy consternada.

La madre, a quien la protege la ley y los derechos humanos básicos, explicó que su hijo, de 6 años, tiene una discapacidad motriz y “hago comidas y tortas para solventar los gastos de mi casa”.

 

- Publicidad -