Aguas Rionegrinas lamenta hechos vandálicos contra elementos e instalaciones públicas en Viedma. Se detectó la faltante de más de 70 tapas de bocas de registro en toda la ciudad.

La gravedad de la situación preocupa a la empresa ya que es imposible poder detectar la totalidad de los faltantes y podría provocarse algún accidente debido a que el orificio que queda cuando las retiran es muy grande.

Además de ello, la falta de estas tapas puede provocar que ingresen al sistema cloacal distintos elementos que generarían taponamiento u  obstrucciones en el mismo.

Las investigaciones policiales, en tanto, giran hacía el mercado negro, ya que esas tapas tienen un enorme valor  comercial en el circuito clandestino de comercialización

Por otra parte, recientemente se robaron el cerco perimetral de la estación elevadora 14, ubicada sobre boulevard Ituzaingo, dejando desprotegido este sector. Esta instalación es fundamental para impulsar el líquido cloacal y evitar que el sistema esté en carga.

 

- Publicidad -