Inicio Viedma Cuando con un toque de sentido común se recupera un espacio público

Cuando con un toque de sentido común se recupera un espacio público

La plaza Alsina de esta ciudad ha vivido en los últimos meses un cambio radical en  su fisonomía  y ello se nota.

El plan  de reformulación de plazas encarado por el anterior gobierno nacional encontró en la administración Foulkes la recepción necesaria para que se llevaran  adelante los trabajos tanto en el citado paseo como  en  plaza San  Martín.

Días pasados en este medio el Padre Luis García explicaba que “el nuevo intendente Pesatti nos ha colaborado con luces para celebrarle esta Navidad a Cristo desde la Catedral y en la plaza Alsina”.

Y la verdad es que, imbuido con ese espiritu y casi sin proponérselo, Viedma ganó por estos días un paseo extra.

En estas noches cálidas es común apreciar a familias enteras aún a altas horas disfrutando del lugar.

Niños en bicicleta o patineta; parejas de enamorados robandole un beso a la noche; abuelas con nietos risueños y hasta algún  o alguna solitaria paseando su mascota le dan una vida que realmente esa plaza no tenía.

Las luces con figuras de ángeles y una Madre María imponente desde un ciprés le obsequian a los viedmenses la postal más sentida en la fiesta católica por excelencia.

Un simple y acertado sentido común por parte de las nuevas autoridades, más la alegría de vivir de un  curita, nos regalan  en este fin de año una nueva plaza que, junto a las obras que la hermosearon, bien vale la pena disfrutar