“Quedo firme la imposibilidad de concursar el cargo de Director de la ESFA, producto de una persecución”, dijo Fernando Fuentes, docente a quien se le negó el derecho “por una formalidad” ya que en una página el entrelineado del texto tenía 1,25 y no 1,50.

“Una exigencia que no estaba en los puntos del concurso”, aclaró.

Fuentes acusó directamente a la ministro Silva y a “Omar Ribodino, vocal gubernamental que vino del valle Medio y que ya antes del concurso  anticipó  que yo no seguiría en el cargo”

Sobre Ribodino , el docente informó que “tiene a toda su familia nombrada” y que se “lleva 350 mil pesos por mes de las arcas de educación”

“Las resoluciones en Educación deben ser públicas, pero justo las que tienen la designación de la familia de Ribodino no están en ningún lado. Pregunten por qué”, espetó.

“Voy a ir por la vía judicial; en casos anteriores, el mismo Consejo de Educaciónhabilitó esa vía. Hay jurisprudencia”, dijo Fuentes que agradeció las muestras de afecto de toda la comunidad.

“Tengo esa tranquilidad de tener el apoyo de la comunidad y de mirar a la gente a la cara. Acá no se soporta mucho a alguien que dice las cosas de frente y hace cosas, como la radio y el vínculo con el medio rural de la ESFA”, aseguró Fuentes.

“Y hay gente que viene de afuera y cree que puede llevarse el mundo por delante”, concluyó