El Poder Ejecutivo de Río Negro frenó el polémico proyecto de Código de Tierras que mañana sería tratado en la Legislatura. Para la CTA Autónoma, es una muy buena noticia que ratifica su posición alrededor del poco consenso con el que contaba entre las comunidades indígenas y centrales sindicales.

Uno de los dirigentes más firmes en rechazarlo fue Orlando Carriqueo, werkén del Parlamento Tehuelche Mapuche de Río Negro y secretario de Relaciones con las Comunidades Indígenas de la CTA Autónoma.

La central obrera fue una de las primeras en criticar la voluntad de entregar más de 5 millones de hectáreas a la explotación hidrocarburífera mediante fracking y la megaminería.

El proyecto de ley planteaba taxativamente la disposición de tierras fiscales a “las nuevas demandas y formas de explotación y producción”. Y pretendía condicionar la posesión de tierras a las comunidades originarias que litigan con el Estado.

Es la segunda vez que la lucha llevada adelante por el pueblo mapuche y las organizaciones sindicales logran frenar propuestas de este tipo.


- Publicidad -