Dolor y conmoción causó este jueves la triste noticia del fallecimiento de la docente Miriam López Osornio.
Miriam se ganó el respeto de toda la comunidad educativa no sólo por sus dotes docentes sino además por un enorme compromiso por la Escuela pública y la comunidad.
Fundadora de SUTEBA en Patagones le cupo una permanente participación en cada manifestación popular en defensa de los derechos de la gente y en la lucha por los demás.
Su punto más alto de tarea política y gremial fue cuando en pleno gobierno menemista los docentes realizaron la histórica Marcha Blanca y fue Miriam el principal motor en Patagones y sur bonaerense.
Nos deja además una persona de consulta permanente y dueña de una sensibilidad social excepcional.
El sindicato que la cobijó emitió un emotivo comunicado:
“Todo el SUTEBA despide con profundo dolor a la compañera Miriam López Osornio, quien hoy dejó de estar físicamente entre nosotrxs.
Tu esencia no se va, vas a seguir estando en todas nuestras marchas, nuestras luchas, nuestros triunfos y en los tiempos nuevos que vamos a vivir. Lo vamos a hacer de tu mano, con tu presencia.
Fuiste nuestro ejemplo de seguir adelante con la frente en alto y la sonrisa estampada. Te vamos a extrañar.
Compañera Miriam López Osornio: ¡hasta la victoria, siempre!”